Todas las Noticias

marzo 02, 2017

Para nuestros mayores estas excursiones no sólo son motivo de ilusión, también conciben estas salidas desde su vertiente terapéutica, puesto que aportan beneficios físicos, psicológicos y sociales. Esta idea les sirvió también para abandonar la monotonía y romper con la rutina, pues fue una manera de salirse de las actividades que normalmente se realizan en la residencia. Si bien es cierto que la rutina es buena para nuestro organismo, ya que aporta comodidad, seguridad y nos ayuda a organizar el tiempo, lo que pensamos al proponer esta idea fue que romper esa monotonía podía aportarles a las personas mayores alguna experiencia nueva y revivir momentos pasados, lo cual les beneficia y les hace mantener el cerebro activo, generando nuevas conexiones neuronales.

Para poder llevar a cabo esta idea se necesitaban un número importante de voluntarios/as, de los cuales 4 fueron voluntarios de ner group (PPT-WALTERPACK), y conseguimos que 20 usuarios de la residencia pudieran disfrutar de un día inolvidable.

El día de la excursión se ha convertido en un día muy especial para todos. Por un lado, es una oportunidad para que los residentes interaccionen con personas del exterior de la residencia (los voluntarios, el conductor, los guías, otros visitantes, etc.), y por otro, no menos importante, ver cómo se fortalecen también los vínculos entre los residentes, creando sus propios grupos y ejercitando la memoria en cada visita, al descubrir experiencias nuevas y recordar y asociar todo lo que están observando con otros momentos vividos anteriormente.

La visita terminó con una comida en la que todos pudieron intercambiar impresiones, reír y charlar del momento vivido. Fue un día increíble lleno de buenos momentos y sin duda alguna lo mejor de todo fue, ver la cara de satisfacción y felicidad de las personas a las que estaba destinada la idea.